Francisco-Anguita-IU.jpg


Izquierda Unida de Bailén, a pesar de carecer en la actualidad de representación en el Ayuntamiento, va a registrar una moción sobre la regulación del precio de la electricidad para su debate en la próxima sesión ordinaria que celebre el Pleno.




Francisco-Anguita-IU.jpg

 

IU entiende que ante la brutal subida que ha experimentado en enero la electricidad precisamente cuando los consumos se disparan ante la ola de frío que hemos padecido, el consistorio bailenense debe pronunciarse, y no solo para instar al Gobierno Central a que intervenga regulando el precio de la energía eléctrica y para que revierta alguna de las empresas públicas de la energía en su día privatizadas, sino también para que desde el Ayuntamiento se adopten medidas efectivas en este ámbito, como instar al Gobierno de España a cumplir con el punto 3.2 del Acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, para acometer una profunda reforma del mercado eléctrico que evite estas situaciones de precios extremadamente elevados

Asimismo, y en virtud de la Directiva 2019/944 sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad, el Ministerio para la Transición Ecológica debe intervenir de forma temporal los precios, al menos hasta el final del estado de alarma, de acuerdo con las excepciones que prevé el artículo 5 de dicha Directiva.

Igualmente, la moción de Izquierda Unida de Bailén plantea que se diseñe una tarifa regulada real y no desregulada y bajo criterios de mercado como la vigente-, que sustituya el actual PVPC (Precio de Venta al Pequeño Consumidor).

También desde la federación de izquierdas se pide al Pleno del Ayuntamiento de Bailén que muestre su apoyo e inste al Gobierno de España a revertir la privatización de empresas como ENDESA o REPSOL, para crear una empresa con capital 100% público y de gestión pública que impulse, de forma decidida, las energías renovables y la necesaria transición energética.

Desde IU de Bailén también se pide en la moción que se inicien los estudios correspondientes para la valoración económico-técnica de la constitución de una comercializadora municipal, con la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén, que permita a la ciudadanía de Bailén acceder al suministro eléctrico a través de una compañía pública de electricidad, sumándose así a los proyectos realizados por otros consistorios. Asimismo, IU de Bailén propone en su moción que cualquier contratación pública de suministros de energía eléctrica, gas natural o agua que se realicen a partir de ahora se efectúe con empresas que no hayan sido sancionadas por prácticas ilegales por el organismo regulador, para lo cual se incluirá dicha restricción en los correspondientes pliegos de contratación, y en los que, en relación con el suministro eléctrico que pudiera realizarse mientras tanto, se exija la obligatoriedad de realizarse con energía 100% renovable a través del mecanismo de Garantías de Origen.

 

Finalmente, desde Izquierda Unida de Bailén se remarca que el actual modelo privado depredador debe acabar, ya que el eléctrico, al igual que la defensa, por ejemplo, es un sector demasiado importante como para dejarlo en manos privadas; por lo que las compañías eléctricas deberían ser nacionalizadas o, al menos, disponer el Estado de una empresa pública estableciendo el precio de la electricidad como ya se hacía anteriormente- de forma realmente regulada y atendiendo a razones de eficiencia y equidad. Así, desde IU Bailén se anima al Gobierno de España a de-construir el modelo especulativo de Aznar, ya que antes de 1997 el precio de la electricidad lo establecía el Gobierno de la nación, vía decreto, y es en el año 1997, con el primer Gobierno de Aznar, cuando se crea un mercado eléctrico en el que es la “ley de la oferta y la demanda” la que determina el precio de la electricidad. Lo que no se suele decir es que muchas empresas que participan en ese mercado son meros especuladores (fondos de inversión, por ejemplo), que ni "fabrican" electricidad ni la compran para utilizarla. En otras palabras: el mercado eléctrico es un nido de especuladores gracias a Aznar. Una situación que no han corregido los gobiernos posteriores. Es por ello que IU mantiene la esperanza de que el actual Gobierno progresista de coalición cambie el rumbo.