Tres aceites españoles encabezan el ranking de los 100 mejores AOVEs del mundo, y ocho se encuentran en el Top 10, según la prestigiosa Guía Evooleum 2020, que acaba de hacer pública su selección.

En este universo de competiciones, rankings y selecciones, no podía faltar un certamen encaminado a elegir el mejor AOVE del mundo. Ese es el complejísimo reto al que cada año se enfrenta un jurado compuesto por los 22 mejores catadores del mundo -procedentes de España, Italia, Grecia, Alemania, Portugal, Israel, Argentina y Japón-, encargados de seleccionar los 100 mejores AOVEs y, de entre ellos, el mejor de los mejores.

 

Este honor le ha correspondido este año a un aceite español, Oro Bailén Picual, y no cabe duda de que ha sido una edición especialmente favorable para nuestros AOVEs, ya que el podio lo encabezan tres marcas españolas, y en el top 10 se encuentran ocho aceites nacionales. Así podemos verlo en la recién salida del horno Guía Evooleum World's TOP 100 Extra Virgin Olive Oils, una guía bilingüe castellano-inglés que, en esta edición, viene prologada por el chef Andoni L. Aduriz (Mugaritz) y complementada con recetas mediterráneas de Paco Roncero.

Oro Bailén Picual

 

En el número uno, en lo más alto, encontramos Oro Bailén Picual, que lo ha ganado todo: ha sido elegido mejor monovarietal, mejor frutado verde, mejor aceite de España y mejor picual. Todo ello le ha hecho merecedor, con 95 puntos, del Mejor Aceite Absoluto Evooleum.

Como su nombre ya nos anticipa, se trata de un monovarietal de picual elaborado por Aceites Oro Bailén Balgón, y procede de fincas que siguen una plantación de olivar en la provincia de Jaén, en las faldas de Sierra Morena. Se trata de un ecosistema de bosque y matorral, una privilegiada situación geográfica gracias a la cual logran que sus aceites tengan unas singulares notas frutales y aromáticas.

En nariz, los críticos lo han definido como 'complejísimo y lleno de matices': perdura su aroma a aceituna verde, con notas frutales -manzana, plátano verde, cítricos- y vegetales -tomate, canónigos y endivias-, pero también aromas a hierbabuena y a tomillo. En boca se destaca un intenso frutado de gran complejidad gustativa, con un potente picor y amargor muy equilibrados, pero de entrada muy dulce y fluido. En fase retronasal evoca frutos secos verdes y nuez.

milpaginas.pngESPECIALISTAS EN TODO TIPO DE IMPRESIONES

El Tiempo en Bailén

Terremotos en España

Terremotos